"Finis Mundi"

Michel consigue salvar su vida huyendo del convento en el que vive, al ser éste incendiado. Así que decide, con la ayuda de los manuscritos de unas profecías, que auguran el fin del mundo en el año 1000, buscar la Ciudad Dorada para evitar un final apocalíptico de nuestra civilización. Enseguida encontrará a Mattius, un juglar errante que se unirá a él para ayudarle en su camino.
La Ciudad Dorada resulta ser Aquisgrán y en la tumba del emperador Carlomagno encuentran un pequeño objeto llamado “el Eje de Pasado”, que junto con el Eje del Presente y del Futuro evitarán que las profecías se cumplan.
Pero en su camino se toparan con más enemigos que amigos y se tendrán que enfrentar a una secta, que quiere impedir que consigan su objetivo.

Novela de la escritora española Laura Gallego que ganó en el año 99 el premio Barco de Vapor.
Puede encontrar un público afín entre jóvenes a los que les gusten las aventuras medievales. La ambientación es buena, la novela correcta, pero no emociona. Le falta “enganche”, resulta poco interesante la trama de búsqueda que lleva a los protagonistas a recorrer media Europa guiados por la simple intuición. Entretiene pero no es uno de esos libros que dejan una huella imborrable en el lector. También a los personajes les falta algo de profundidad. Al leer sobre el juglar no podía evitar acordarme del juglar comefuegos Dedo Polvoriento de la trilogía de C. Funke “Corazón de tinta”..., Un personaje tan real que olemos el fuego en sus manos.

Título: Finis Mundi (español)
Autora: Laura Gallego García.
Editorial: SM
Año de publicación: 1999

Valoración: Regular.

"A coro con los salvajes gritos de los atacantes, las llamas que envolvían la abadía crepitaban ferozmente y se alzaban hacia un cielo sin luna, iluminando el bosque cercano. El techo del establo se derrumbó con estrépito, al igual que la bóveda de la iglesia recién saqueada. Las oscuras sombras que rodeaban el monasterio aullaron de nuevo y, unas a pie y otras a caballo, se alejaron hacia el pueblo que dormía aguardando la llegada del alba.
Oculta por la sombra de los frondosos árboles, una figura corría por el bosque, jadeante, tropezando, buscando refugio".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran concurso del Día del Libro

Tres libros para sobrellevar el invierno

Tres libros juveniles para esta Navidad