"Loba"

En Moriana reina el terrible y cruel  rey Lobo sobre el que pesa una maldición lanzada por un mago al que asesinó: Jamás engendrará un hijo varón. Desde entonces sólo ha tenido dos hijas.

Cuervo, un joven mago del cercano reino de Alosna con sus artes mágicas despierta a un dragón para que acabe con Lobo. Pero el dragón es incontrolable y comienza a atacar las aldeas y ciudades de Moriana. Lobo  decide mandar una expedición encabezada por su hija mayor, Soledad, a Alosna. Allí se les une Cuervo, que para expiar su culpa deberá combatir al dragón. Y también les ayudará el mítico unicornio, animal de los bosques  que influye de manera benéfica en los animales y hombres que se acercan a él.
Pronto surgirá entre Soledad y Cuervo algo más que camaradería.

Este libro fue ganador del premio "Gran Angular" de SM en 2013, y sólo hace falta leer una página para darse cuenta de que su autora, Verónica Murguía, escribe excepcionalmente bien. Los personajes están muy bien trazados con sus defectos y virtudes, sobre todo Soledad y Cuervo.
Pero las descripciones, tan bellas, son tan detalladas, sobre todo en lo referente a los sentidos, que ralentizan la acción, y se vuelve pesada desde la mitad del libro hasta el final.
Al estar dirigido a un público juvenil, le sobran también varias descripciones demasiado naturalistas de los encuentros amorosos entre los dos protagonistas.

Editorial: SM
Año de publicación: 2013
Número de páginas: 507.
Valoración: Bueno (para jóvenes a los que les guste mucho leer).

"Soledad recibió poco afecto de su padre. Con los años, dejó de ir tras él como un cachorro. Jara no se esforzó por amarla o hacerse querer. La princesa creció rodeada de soldados y trató de parecerse lo más posible a aquellos que su padre admitía en su presencia. Era austera y malencarada. A diferencia de su madrastra y su hermana, solo poseía un objeto lujoso: un guante cetrero hecho con cuero repujado y bordado con flores de plata. Había costado veinte piezas de oro. Lo usaba poco. En cambio, casi siempre llevaba una pieza de piel de cerdo atada con gruesos cordones sobre la manga del brazo izquierdo. Allí se posaba Alagrís".


Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran concurso del Día del Libro

Tres libros para sobrellevar el invierno

Tres libros juveniles para esta Navidad