"De la cruz de hierro a la horca"

El 20 de julio de 1944 un grupo de oficiales del ejército alemán encabezados por Claus Schenk Graf von Stauffenberg colocó una bomba en el cuartel general de Hitler. Se trataba de la operación Walkiria. Hitler no murió, y ellos pagaron con su vida. Uno de ellos fue Roland von Hoesslin, protagonista de este libro. Hoesslin pertenecía a la nobleza bávara y por tradición familiar entra en el ejército muy joven. Lucha en la Segunda Guerra Mundial en el Afrikakorps de Rommel, donde es distinguido con la cruz de hierro.
Gravemente herido en un brazo regresa a Alemania. Ya en su convalecencia y después como instructor de oficiales, comienza a plantearse su juramento de fidelidad a Hitler.  Poco después se pondrá en contacto con Stauffenberg, que prepara un golpe de estado.

El libro está escrito por un periodista alemán que sirvió en el mismo regimiento que Hoesslin. Muy bien documentado, realza la grandeza y dignidad moral de este oficial, que, como soldado, prefirió traicionar a su superior antes que a su conciencia y a su patria.

Sobre la operación Walkiria se hizo una película protagonizada por Tom Cruise, actor con un gran parecido a Stauffenberg.

En YouTube se pueden encontrar unos videos interesantes sobre el atentado y sobre el juicio con el temible juez Freisler.

Si consigues la dirección de Rochus Misch, el guardaespaldas de Hitler, que aún vive, te manda unas fotos suyas hechas en la puerta del cuartel general de Hitler después del atentado. No se arrepiente de nada.

Autor: A. Von Kageneck
Editorial: Ariel
Valoración: Excelente (le faltaría alguna foto).

"Tengo la convicción íntima de que nuestra causa es justa. Considero a Hitler como el enemigo absoluto no sólo del pueblo alemán, sino de todo el mundo. Lo que hice en mi combate contra Hitler, creo poder justificarlo en mi alma y mi conciencia ante Dios -se despidió Fabian von Schlaffendorf, uno de los conjurados".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran concurso del Día del Libro

Tres libros para sobrellevar el invierno

Tres libros juveniles para esta Navidad