"El signo de los cuatro"



Segunda novela de Sherlock Holmes escrita por Conan Doyle en 1890. Trata un tema muy de la época: el del inglés que se marcha a las colonias y allí se hace rico (principalmente explotando a los habitantes del país) para regresar después a la madre patria con sus riquezas y algún que otro crimen a sus espaldas.

Esta vez será la joven Morstan la que expondrá a Sherlock la extraña desaparición de su padre a su regreso de la India. De él sólo le quedará un mapa ininteligible, y una perla que recibe cada año en un paquete anónimo.

Un asesinato vendrá a complicar la búsqueda.

Novela de gran calidad tanto en los personajes como en en el argumento y la ambientación.
Adelanto que el final del libro acaba en boda, la del doctor Watson con la señorita Morstan. Boda que, cuando las novelas de Sherlock Holmes se  hicieron famosas, dio bastantes quebraderos de cabeza a Doyle, ya que Watson había perdido cierta “libertad” para acompañar a Holmes en todos sus viajes.


Autor: Conan Doyle, A.
Editorial: Aguilar
Valoración: Muy bueno.

Pero como era precavido, planeó las cosas de manera que, fuera cual fuese el final, le quedase al menos la mitad de su tesoro. La parte en oro y plata de este la guardó consigo en los sótanos de su palacio; pero las piedras preciosas y las perlas más selectas que poseía las colocó en un cofre de hierro y lo envió a cargo de un servidor leal que, disfrazado de mercader, quedó encargado de traerlo al fuerte de Agra, para que éste guardado aquí hasta que vuelva a reinar la paz en el país. De este modo, si ganan los rebeldes, él tendrá siempre su dinero; pero si triunfa la Compañía, salvará sus piedras preciosas. Hecha esta división de su tesoro, se pasó a la causa de los cipayos, porque estos eran fuertes junto a sus fronteras.”

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran concurso del Día del Libro

Tres libros para sobrellevar el invierno

Tres libros juveniles para esta Navidad